¿Qué debe hacer una dama de honor?

Se casa tu hermana o una de tus mejores amigas y te ha pedido que seas su dama de honor. Estas contentísima pero te preguntas…¿qué debe hacer una dama de honor?

Hasta hace pocos años, al pensar en la dama de honor nos venían a la mente películas y series americanas, pero cada vez es más común esta figura en las bodas en España.

¡Y a nosotros nos encanta!

 

Damas de honor

 

Pero, ¿qué es una dama de honor realmente? y lo que es más importante, ¿qué debe hacer?

Originalmente, una dama de honor era una niña menor de 12 años de la familia de la novia y su deber era abrir el camino a ésta hacia el altar, pero hoy en día se trata de aquellas mujeres más cercanas a la novia como hermanas, primas y mejores amigas.

Su deber es ayudar a la novia en todo lo referente a la boda:

 

Organizar la despedida de soltera (Tarea NADA divertida 😉 )

 

Despedida

 

Esto parece genial (y lo es), pero si eres la encargada de esta tarea deberás tener en cuenta varios puntos importantes:

Elige algo que le guste a la novia, muchas veces la dama de honor organiza una despedida que imagina será divertidísima pero no se paran a pensar dos veces si el planazo gustará o no a la novia.

Si la novia no es muy fiestera, una noche en una super discoteca quizá no sea el mejor plan o si la novia quiere la fiesta de su vida, una sesión de belleza entre amigas con unos gin tonic quizá se quede corto.

Piensa que hay muchas ocasiones de celebrar cosas y ésta en concreto debe ser orientada a lo que le guste a la novia.

También tendrás que coordinar a todas las que van a la despedida, y no es tarea fácil.

Los grupos suelen empezar siendo super geniales, donde todas y todos viven en paz y armonía, pero según avanza el tiempo tendrás que coordinar la fecha para que si no la mayoría, los más cercanos a la novia puedan ir a la despedida.

Deberás establecer el presupuesto (y aquí empieza la guerra en algunos casos) y hablar abiertamente de dinero.

Tendrás que buscarlo todo, desde ideas de actividades a hoteles, billetes, reservados, sesiones… serás una despedida planner, vaya.

 

Dar uno de los discursos de boda ,

ya sea en la ceremonia o en el banquete, te toca.

En él puedes hablar de lo bien que os lleváis, de lo mucho que la quieres, de aquella anécdota tan graciosa que os pasó en el interrail de hace unos años,… tú eliges, pero debes seguir una pautas.

Si quieres consejos acerca de cómo hacer el mejor discurso del mundo, entra aquí 🙂

 

Ayudar en la elección de vestido, invitaciones, regalos, decoración de la boda… (laborioso pero genial)

 

vestido novia

 

Eres su mano derecha.

¿Recuerdas cuando a ella le encantaba ese top y quería ponérselo para la fiesta de su último cumpleaños y le quedaba horrible?

Cuando mandó la foto, todas las demás en el grupo de whatsapp por pudor le decían que estaba estupenda, tu tuviste el coraje y confianza para decirle que le quedaba fatal y que buscase otra alternativa. (por privado, eso sí).

Pues con el vestido de novia deberás hacer lo mismo.

Quizá su madre, suegra, otras amigas… le digan que todo le sienta genial, (hasta ese tocado exageradamente grande y lleno de plumas).

Pero tú eres su amiga, ¡que amiga! la mejor amiga y le dirás (con tacto eso sí) que quizá no sea la mejor opción y que le sentaría mucho mejor una opción mas discreta o una corona de flores.

Sé una buena amiga, las fotos de boda son para siempre.

 

Escucharla los meses previos y hacer terapia

 

damas y novia

 

Los meses antes de la boda y la preparación de la misma son una etapa preciosa, llena de momentos emotivos, de ilusión, de sueños, de búsqueda…

Pero en algunos casos también de agobios, de discusiones con la familia y la familia política, de indecisión…

Y hay un tema que casi es tabú pero que ocurre: pequeña crisis de pánico antes de casarse.

Todo es natural como la vida misma y todo se pasa, se llora y de disfruta.

Dentro de unos años miraréis atrás y recordaréis todo lo referente a la boda con muchas risas y cariño, pero mientras necesitará a una persona de confianza a quien contarle lo que no puede a nadie.

¿Recuerdas cuando estaba con ese novio que te caía fatal y te contaba una y otra vez sus idas y venidas hasta que por fin se decidió a dejarle?

Y tú, como buena amiga, aguantabas estoicamente mientras bebías de tu copa un miércoles a las nueve de la noche, toda la perorata que ella te contaba cuando solo querías ir a tu casa y ponerte el pijama.

¿Cómo no estar ahí en uno de los momentos más importantes de su vida?

Contigo no se tendrá que andar con sutilezas si quiere hablar del papelón que ha vivido en la prueba del menú de la boda con sus suegros y su familia.

Podrá contarte por enésima vez (aunque no puedas más con la vida, deberás escucharla) lo ideales que son las invitaciones y que son a juego con las flores, y que los prendedores de los hombres son monísimos y se inspiró en una foto de Pinterest.

Eres su dama de honor, ¡tú puedes con todo!

 

Acompañarla las horas antes de la boda (nuestra parte preferida, son momentos únicos y muy especiales de máxima emoción)

 

antes de la boda

 

El día de la boda todo será emocionante, divertido, un pelín estresante quizá y todo irá muy rápido.

Si ella te lo pide, ve por la mañana pronto a su casa o su habitación de hotel a ayudarla y sobretodo, a darle compañía y apoyo.

Deberás hacer un poco de secretaria y atender sus peticiones, desde llevarle un vaso de agua con pajita para no estropear su maquillaje, a buscar en la maleta de 20 kilos la liga que no sabe donde ha puesto.

Ármate de paciencia y tómalo con humor por que será muy divertido y seguro que cae alguna lagrimita antes de salir hacia la ceremonia.

 

 ¡Ser el alma de la fiesta!

 

fiesta

 

Si el abuelo no baila, agárrale y llévalo a la pista de baile.

Tienes que pasarlo genial (seguro que lo haces), pero si ves que la gente no comienza muy animada por vergüenza o así, recuerda que la alegría es contagiosa así que da un paso al frente y ayuda a crear ese ambiente festivo.

 

Y por último recuerda:

“Quizá nuestras amigas sean nuestras verdaderas almas gemelas»” – Charlotte en Sex and the City

 

soul mate

 

¡Mucha suerte!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba